Logia Mozart
logia masónica de Madrid
masonería mixta adogmática liberal

Recomiendo la masonería a quien desee mejorar

Entrevista con el masón II

Proseguimos nuestra serie de entrevistas masónicas. Hoy ha tenido a bien contestar a nuestra batería de preguntas otro Maestro de nuestra Logia, profesor jubilado y gran amante de la historia. ¡Esperamos que disfrutéis de sus didácticas respuestas!

¿Cuánto tiempo llevas en masonería?

» Tres años.

¿Cuál es tu grado?

» Maestro.

¿Qué es la masonería?

» Una organización iniciática que inspira su estructura y simbología en la asociaciones gremiales de constructores medievales, pero que ha cambiado el trabajo operativo por otro especulativo destinado a la construcción (en sentido de mejora) como persona del propio masón, con objeto de llevar esas mejoras a la sociedad.

¿Cómo llegaste a la masonería?

» A raíz de documentarme para explicarle a otra persona lo que era la masonería.

¿Qué fue lo que te decidió para solicitar la entrada?

» Me di cuenta de que lo que había aprendido sobre la masonería, a pesar de que nunca coincide con la realidad, podría ser algo que yo necesitaba en el cambio que se producía en ese momento de mi vida.

¿Qué es necesario para ser masón?

» Además de lo preciso “por definición” (ser libre, de buenas costumbres y ser económicamente independiente), ser tolerante y respetuoso con las ideas de los demás, ser paciente y tener aguante, aunque con sentido crítico y más…

¿En qué te ha cambiado ser masón?

» Poco se puede cambiar en tres años cuando ya se lleva una larga vida a cuestas, pero sí me ha hecho más comprensivo con la forma de encarar la vida que tienen otras personas, especialmente las más cercanas a mí.

¿A quién has confesado que eres masón?

» A mi esposa y a mis hijos.

Ser masón, ¿perjudica o beneficia?

» Desde el punto de vista del mejoramiento personal, beneficia. Socialmente, depende del país en que vivas. En España, creo que perjudica debido a la persecución histórica a cargo de la Iglesia Católica, las monarquías absolutas y, especialmente, la larga y reciente dictadura franquista.

¿Cuál es el mejor momento que recuerdas en tu paso por la masonería?

» Sin duda cuando finalizó la tenida en que tuvo lugar mi iniciación y, en “pasos perdidos”, todos los Hermanos hacían cola para para darme los abrazos correspondientes, con besos incluidos y darme la bienvenida. No olvido ese momento debido a que tuve la sensación de que había sincero cariño en ese gesto, a pesar de ser un desconocido.

¿Y el más triste?

» La decepción que me produjo el comportamiento de algún antiguo hermano. Si bien no es nada sorprendente en el mundo profano, hoy sigo sin comprender cómo pudo tener lugar para con sus hermanos de logia.

¿Una buena anécdota?

» Encontrar en la primera visita que hice a otra logia española, a una compañera de carrera a la que no veía desde aquellos lejanos tiempos. Realmente una situación muy divertida y sorprendente.

¿Qué papel tiene la mujer en masonería?

» Actualmente su papel es que empieza a tenerlo. En cuanto al futuro, no me imagino la existencia de la masonería si no es mixta. Las mujeres son la fuerza emergente de nuestro tiempo y no veo futuro a ninguna organización que no las tenga en sus filas en pie de igualdad. Las logias que las admitan tendrán una mayor riqueza humana e intelectual que las que no lo hagan, pues éstas estarán cojas y mancas al faltarles la representación de la mitad, puede que más pujante en este momento, de la sociedad.

¿Es cierto que no habláis de política ni de religión?

» Se dice que es así, pero en el Gran Oriente de Francia (GODF) se admite la lectura y debate de trabajos sobre temas sociales y lo social es política. Asimismo defiende a ultranza la laicidad y eso, se quiera o no, tiene consecuencias en la relación con las religiones. En la masonería autodenominada “regular”, de origen anglosajón, se dice que ellos no tratan estos temas, pero no me está permitido comprobarlo.

¿Te has planteado alguna vez abandonar la masonería?

» No.

¿Hay algún masón que sea normal?

» Si aceptamos aquello de “allá cauno con sus caunás”, creo que hay la misma proporción de “normales” que en cualquier otra organización.

Desde fuera, ¿qué crees que se entiende peor de la Masonería?

» El secretismo, aunque yo creo que sería fácil de comprender si se explican los motivos históricos del mismo.

¿Y qué es lo que mejor se percibe desde fuera?

» Partiendo de un profano que no se deje llevar por la conspiranoia, el secretismo de lo que hacemos en tenida (trabajos masónicos), puesto que nosotros también lo consideramos como un secreto, ya que juramos o prometemos no revelarlo, hasta el extremo de que el secreto alcanza a los hermanos y hermanas de nuestra propia logia que no estuvieron presentes en la tenida.

¿Crees que la masonería sirve para algo hoy día? ¿Tiene algún valor real?

» Tal como yo la entiendo, sirve a nivel personal para lo mismo que le ha servido siempre a los masones en el pasado. En cuanto a si sirve a la sociedad, creo que si los masones llevan los valores masónicos a la misma mediante su propia vida, será beneficiosa para la sociedad, en mayor o menor medida dependiendo del número de masones existentes y de su trabajo para lograr este fin en el mundo profano.

¿Qué es lo que más te ha decepcionado?

» Aceptando la necesidad de diferentes formas de entender y practicar la masonería por los propios masones, me decepciona la competencia entre las distintas “masonerías” por lograr un mayor protagonismo y una mayor “cuota de mercado” en la sociedad. Creo que ese comportamiento es antimasónico.

Planchas, tenidas, hermanos, simbología… ¿No te da la impresión de que no queréis que se os entienda?

» Toda actividad tiene una terminología propia. Te puedo asegurar que, por ejemplo, la terminología náutica es más rica y hermética que la masónica y nadie se escandaliza por ello. No digamos en el mundo de la informática.

¿Tiene sentido vuestro secretismo? ¿Por qué?

» Distingamos dos tipos de secretismo. El primero es el de acceso a las tenidas solo por los miembros, que no es secretismo, sino que ocurre en cualquier club o sociedad privada a la que solo pueden acceder sus socios. Son muchos los órganos cuyos miembros están obligados a guardar secreto de sus deliberaciones y no le extraña a nadie. El segundo, el de mantener en secreto la pertenencia a la masonería, así como la situación de los talleres. Esto solo ocurre en los países en los que la masonería ha sido y es objeto de persecución o de desconfianza por una larga propaganda en contra. En los países en que esto no ocurre ni ha ocurrido, no existe este segundo secretismo, aunque siempre se respeta el derecho de cada masón a decidir quién quiere que conozca su condición masónica y quién no; es una simple cuestión de derecho a la intimidad.

¿Por qué Logia Mozart? ¿Por qué el Gran Oriente de Francia?

» Respondo en orden contrario: GODF porque es la única obediencia que conocía de la que sabía había sido pionera en la admisión de ateos y en reconocer el derecho de las mujeres a ser masonas, aunque lo de admitirlas en sus logias haya sido un proceso más lento.

» La Logia Mozart, porque como iba a residir en Madrid donde había dos logias del GODF y al no haber manera de “probar” cual me gustaba más, decidí optar por la más antigua (a los funcionarios nos cuesta olvidar aquello de que “la antigüedad es un grado”).

En tu opinión, ¿cuántos tipos de masonería hay y en qué se diferencian?

» Creo que hay muchos, pero simplificando mucho podríamos hablar de dos: la masonería que se suele calificar de corte anglosajón y que ella misma se autoproclama como la única “Regular” y con capacidad para otorgar esa regularidad, con predominio en el mundo de influencia anglosajona y en toda América y la masonería llamada liberal o adogmática, más ligada al continente europeo.

» Respecto a las diferencias, simplificando mucho, la que llamaremos anglosajona exige la creencia en un principio rector del universo, el Gran Arquitecto del Universo y en alguna forma de inmortalidad del alma, no admite a las mujeres en sus logias y ni siquiera son consideradas auténticas masonas independientes.

» La masonería adogmática considera, en general, que las creencias religiosas o la falta de ellas es un asunto estrictamente del ámbito privado de cada cual y por tanto no se exige esa creencia. También reconoce el derecho de la mujer a ser masona, si bien la masonería mixta ha tenido en la práctica un desarrollo a diferentes velocidades. Hay más diferencias, pero quizá no sean tan generalizables.

¿Crees que la masonería debería ser más conocida? ¿Por qué?

» Creo que la masonería es conocida en función del peso que tiene en una sociedad y del grado de secretismo del que puede prescindir. Por tanto creo que debería ser más conocida, pero por ser admitida por la sociedad, lo que haría que sus miembros fuesen más abundantes y por todo ello la masonería sería más conocida.

¿A quién recomendarías la masonería?

» A aquellas personas con deseo de mejorar como tales y de trasladar las mejoras logradas a la sociedad para lograr que sea más igualitaria, más libre y sin olvidar que el deber de fraternidad no es solo hacia los hermanos masones sino hacia toda la humanidad.

¿Y a quién no?

» A aquellas personas indiferentes a los valores citados en la respuesta anterior o sin capacidad de adquirir un cierto grado de compromiso y, por supuesto, a los que no respetan los derechos de los demás, especialmente desde posiciones supremacistas.

¿Qué libro, película, artículo recomendarías?

» Hay mucho de todo, pero que se me venga a la cabeza de pronto, libro: El Maestro y Margarita, de Mijaíl Bulgákov. Película: Ciudadano Kane, de Orson Welles. Artículo, no se me ocurre ninguno en este momento.

¿Hay relación entre los masones más allá de vuestras logias?

» Sí la hay, a partir de las visitas a otras logias de la misma orden o de otras, así como mediante la coincidencia en actos organizados por la misma orden o conjuntamente por varias, hermanamiento de logias, etc.

¿Qué hay de cierto en las leyendas negras? ¿Dominan el mundo los masones?

» Las leyendas negras sobre la masonería han sido creadas y potenciadas en función de intereses de determinados poderes, nunca basadas en hechos reales. Respecto a que los masones dominen el mundo es rotundamente falso, ni siquiera dominan aquellos países en que ser masón supone un prestigio. No obstante, cuando han podido, han aportado en su trabajo en el mundo profano notables avances sociales. De ello es un ejemplo la labor de los ministros masones de la III República Francesa, con la instauración de una enseñanza obligatoria, pública, gratuita y laica, entre otras leyes que sentaron las bases del estado del bienestar en Francia; o el papel decisivo de Clara Campoamor para el reconocimiento del derecho al voto de las mujeres durante la II República Española.

¿Cómo ves la masonería en España?

» Con esperanza. Quizá por partir del exterminio es una masonería en crecimiento, algo que no ocurre en los países en los que es admitida, en los que incluso decrece y en los que la edad media de sus masones es muy superior a la de los españoles.

¿Qué dirías a alguien que está planteándose su ingreso en masonería?

» Que procure informarse de que la masonería es lo que busca. Hoy no es difícil ya que gracias a internet puede contactar con la mayoría de las órdenes masónicas en demanda de información y que podrá mantener entrevistas telefónicas que le permitirán aclarar dudas y le pueden proporcionar fuentes diferentes de toda la conspiranoia que circula por la red. Y, si cree que tiene un lugar en la masonería, que siga adelante y que no olvide que, si una vez dentro ve que no es lo suyo, podrá salir sin problemas cuando quiera.

¿Qué pregunta harías tú a quien esté leyendo esta entrevista?

» ¿Qué te ha permitido aguantar todas estas respuestas?



Un día más, cansados pero satisfechos con el trabajo realizado, pulimos esta entrada y la compartimos con vosotros. ¡Hasta la próxima!

← publicación anterior