Logia Mozart
logia masónica de Madrid
masonería mixta adogmática liberal

Carmen de Burgos

Mujer libre y comprometida

Carmen de Burgos

Carmen de Burgos es una de las mujeres más importantes del siglo XX en España y, sin embargo, su trayectoria ha sufrido el vacío de todas las instituciones, convirtiéndose en una gran desconocida.

Personalidad arrolladora de físico contundente, no pasaba desapercibida. Maestra de formación, periodista de vocación, viajera, escritora, corresponsal de guerra, tertuliana, activista, crítica literaria, traductora y masona.

De familia acomodada nace en 1867 en Rodalquilar, Almería. Se casa muy joven con un periodista en cuyo diario comenzó a publicar sus primeros artículos. Su matrimonio fue un estrepitoso fracaso.

En 1901, con mucho esfuerzo, logra sacar el título de Maestra lo que le permite independizarse y enfrentarse a su difícil situación matrimonial: se marcha a Madrid con su única hija. Ahora, emancipada, puede organizar su propia vida.

En 1903 se convierte en la primera mujer con columna fija en un periódico, El Diario Universal, cuyo director, Augusto Figueroa, le aconseja escribir bajo el seudónimo de Colombine, con el que aboga por la necesidad de promover el acceso a la educación de las mujeres. En 1904 realiza una encuesta sobre la opinión de los lectores acerca del divorcio, cuestión que genera una gran polémica y la impulsa a la fama.

En 1906, después de su periplo europeo, se dispone a crear opinión sobre el derecho al sufragio de las mujeres y crea la columna “El voto para la mujer”. Por todo esto recibe las críticas más despiadadas de los sectores más reaccionarios.

Como estaba prohibido para las mujeres participar en las tertulias literarias de los cafés, decide organizar una en su propia casa que se llamará El Salón de Colombine donde conoce, en 1909, al escritor Ramón Gómez de la Serna, 20 años más joven que ella y con el que mantuvo su más larga relación amorosa, siendo nuevamente objeto de descarnadas opiniones.

Fue la primera mujer corresponsal de guerra con sus crónicas “Colombine en Melilla” para el Heraldo de Madrid, periódico donde escribe bajo el pseudónimo de Perico el de los Palotes.

En 1921 crea la “Cruzada de mujeres españolas”, organización de propaganda feminista que trabaja por la República, por la ley del divorcio y el voto femenino. Cada vez está más comprometida con los ideales republicanos y con la lucha por la igualdad de la mujer.

En 1930 ingresa en el Partido Republicano Radical Socialista, participa en mítines a favor del sufragio femenino y de la abolición de la pena de muerte. En 1931 funda la Logia de adopción Amor nº 1 de la que es Gran Maestre y que pertenece a la Logia Mantua nº 31 de la Gran Logia Española.

Carmen muere en octubre de 1932 mientras se celebraba un acto cultural en el Círculo Radical Socialista y una vez aprobado el sufragio femenino, derecho por el que tanto luchó pero que no le dio tiempo a ejercer en las urnas.

Fue una persona poco convencional, independiente y comprometida, una pionera en la lucha por los derechos de la mujer y las libertades, anticlerical y antibelicista, que se encontró con el rechazo de gran parte de la sociedad.

Cuentan las crónicas que murió felicitándose por haber visto instaurar la República. De eso hace más de 80 años y Carmen de Burgos sigue siendo la eterna olvidada del feminismo español.

← publicación anterior publicación siguiente →