Logia Mozart
logia masónica de Madrid
masonería mixta adogmática liberal

La masonería es esa gran desconocida

Entrevista con el masón I

Con esta entrada en el blog arrancamos una serie de entrevistas a miembros de nuestra logia. El formato es sencillo: una batería de 33 preguntas, que serán idénticas en cada entrevista. ¿El objetivo? Mostrar, a través del distinto enfoque de los participantes (todos voluntarios), diversas facetas de lo que significa ser masón, las diferencias o similitudes en la opinión de algunos de nosotros. Ninguna regla más. ¡Comenzamos!

¿Cuánto tiempo llevas en masonería?

» Llevo 6 años ya en la Orden.

¿Cuál es tu grado?

» Maestro Masón. También se conoce como 3er Grado.

¿Qué es la masonería?

» Para mí la masonería es una escuela de pensamiento, una escuela de tolerancia y una escuela de sociabilidad. Es además un sistema iniciático y progresivo para la mejora moral e intelectual de cada miembro de la Orden. Este sistema se compone de símbolos, mitos, metáforas y alegorías que sirven para reflexionar y fomentar el librepensamiento y el deseo de conocimiento. Asimismo, este método te ayuda a aislarte del ruido profano (exterior a la Logia) y te permite interiorizar mucho más todo lo que ocurre durante nuestras reuniones. También fomenta mucho el respeto al otro y el escuchar de manera comprensiva al otro.

¿Cómo llegaste a la masonería?

» Mi interés por la Francmasonería empezó más o menos cuando rondaba los 18 o 19 años. Leí varios libros de la Biblioteca Nacional sobre la Francmasonería y me entusiasmó. En aquel momento lo que más me atrajo, como suele ocurrir a esa edad, fue su secretismo, sus extraños rituales y la sensación de pertenencia a algo grande. Entre que era muy joven (no disponía de dinero para costearme los gastos de membresía), que todavía no existía Internet con la facilidad que da para pedir el ingreso en la actualidad y que no conocía a ningún Francmasón, lo dejé un poco de lado con altibajos en mi interés por el tema durante toda mi vida.

» Fue ya con 46 años cuando tras una larga reflexión, con una exhaustiva investigación sobre lo que era la Masonería de verdad, cuando por fin decidí pedir el ingreso en alguna Logia. Ahí comenzó un nuevo estudio sobre la masonería existente en España, sus diferentes ramas y sus diferentes tendencias, y esa investigación me llevó a elegir el Gran Oriente de Francia y la Logia Wolfgang Amadeus Mozart. Y aquí estoy todavía.

¿Qué fue lo que te decidió para solicitar la entrada?

» Pues mi interés de muchísimos años por la Orden en primer lugar y en segundo la creencia en que la masonería podría ayudarme a mejorarme como persona y como ciudadano.

¿Qué es necesario para ser masón?

» Ser persona libre y de buenas costumbres. Esto es lo que dice siempre la tradición masónica. Viene a significar que cualquier persona mayor de edad con una moral sana, no extremista, no racista, no homófobo, no misógino y sin ataduras que se lo impidan puede ser masón. Luego hay que añadir que necesita pasar tres entrevistas con tres Maestros masones que nosotros llamamos aplomaciones y una última ante toda la Logia reunida. Que no se preocupen los posibles aspirantes, que todo es más fácil que como suena.

¿En qué te ha cambiado ser masón?

» Creo que la masonería me ha hecho trabajar mucho mi propia tolerancia, creo sinceramente que ahora lo soy mucho más que cuando me inicié, por otro lado me ha enseñado a escuchar a los demás de una forma más reflexiva que antes, de modo que ahora veo más claro los puntos de vista de los demás, a veces puedo coincidir y otras no, pero siempre me aportan puntos de vista que yo no me había planteado. Antes cerraba más mis oídos y mi cerebro a esos otros puntos de vista.

¿A quién has confesado que eres masón?

» A mi mujer, mis hijos y amigos cercanos. Algún compañero de trabajo también lo sabe.

Ser masón, ¿perjudica o beneficia?

» En España ni lo uno ni lo otro. La masonería es esa gran desconocida, la mayoría no tienen ni repajolera idea de que es; luego hay una minoría que tiene una idea muy negativa y otra aún más pequeña minoría que la tiene en muy buen concepto. En EEUU por ejemplo, se dice que los Francmasones lo suelen poner en su currículum por la buena imagen que da. Aquí, ni por asomo.

¿Cuál es el mejor momento que recuerdas en tu paso por la masonería?

» Pues tengo dos muy buenos recuerdos, el primero cuando me inicié, por lo intenso de la ceremonia, por la acogida de los que ahora son mis hermanos y por el salto al vacío que acababa de dar, el segundo creo que sería cuando alcancé el grado de Maestro porque por fin empecé a comprender lo que hasta ese momento solo atisbaba. Recuerda que la masonería es una escuela progresiva.

¿Y el más triste?

» No he tenido momentos tristes relacionados con la Masonería que yo recuerde. Bueno sí, el fallecimiento de un hermano que, aunque no pertenecía a mi Logia, sentía un gran respeto y admiración por él.

¿Una buena anécdota?

» Pues no se me ocurre ninguna en este momento, al menos ninguna sin que tenga que romper mi compromiso de no contar ciertas cosas.

¿Qué papel tiene la mujer en masonería?

» El mismo que el hombre. Por desgracia hay una rama de la masonería que proviene de la masonería británica, muy dogmática y que se autodenomina “regular” que no reconoce a las mujeres con derecho a pertenecer a la masonería. Esa fue una de las razones que me inclinó por elegir la rama liberal, que proviene de Bélgica y Francia, y concretamente El Gran Oriente de Francia. Esta rama sí que permite afiliarse a las mujeres y no obliga a creer en un ser superior ni en la inmortalidad del alma, cosa que sí obliga la rama anglófona. Al Gran Oriente de Francia y a las demás Potencias Masónicas Liberales puede pertenecer: un creyente cristiano, un creyente musulmán, un creyente budista, un ateo, un agnóstico, etc.

¿Es cierto que no habláis de política ni de religión?

» En el templo durante nuestras reuniones (lo que nosotros denominamos Tenidas) no hablamos de política partidista, ni de religiones en concreto. Sí se pueden tratar como temas generales o sociales. Fuera del templo hablamos de todo y es difícil que no sepamos con qué partido o con qué ideología se identifica cada uno de nuestros Hermanos.

¿Te has planteado alguna vez abandonar la masonería?

» Hasta este momento no.

¿Hay algún masón que sea normal?

» Yo considero a todos mis Hermanos muy normales. Además, como en el resto de la sociedad, te puedes encontrar de todo: gente de izquierdas, gente de derecha, ateos, agnósticos, creyentes, de diferente extracto social, con distintas inquietudes y con muy diferentes capacidades cognitivas.

Desde fuera, ¿qué crees que se entiende peor de la Masonería?

» Entiendo que por culpa de la discreción que tenemos no se entiende muy bien lo que somos, ni lo que hacemos. Pero esa discreción no es por que hagamos maldades o conjuremos demonios, ni sacrifiquemos niños en un altar, simplemente que como he dicho antes el método de la francmasonería es progresivo y debe de ir conociéndose poco a poco. Por eso no se da a conocer lo siguiente hasta que los Hermanos consideran que ya dominas lo anterior.

¿Y qué es lo que mejor se entiende desde fuera?

» Que somos una escuela iniciática con un método progresivo y simbólico de crecimiento personal tanto moral como intelectual.

¿Crees que la masonería sirve para algo hoy día? ¿Tiene algún valor real?

» Por supuesto, la francmasonería en el pasado ya jugó un papel muy importante. Muchos revolucionarios en la revolución francesa eran francmasones y muchas de las ideas que se desarrollaron durante la revolución se habían debatido previamente en las Logias. Incluso el lema de la República Francesa desde entonces, el famoso “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, lo es también de la Francmasonería y no está muy claro quién de los dos lo adoptó antes.

» Lo mismo ocurrió con la Ilustración, la independencia americana, la Constitución de los Estados Unidos de América, etc. La francmasonería en el presente y en el futuro debe de cumplir un papel similar, de debate de ideas. El problema es que en España, para poder influir un poco más con ideas que se debaten en las Logias, deberíamos ser muchos más los afiliados. Invito a quien nos lea en esta entrevista a que nos conozca y decida si quiere formar parte de algo tan bonito (al menos a mí así me lo parece).

¿Qué es lo que más te ha decepcionado?

» Bueno lo que más me decepcionó cuando me inicié fue descubrir que la masonería en España por culpa de las persecuciones, especialmente la franquista, era tan reducida. Que no nos podíamos comparar en número a Francia, Reino Unido o EEUU.

Planchas, tenidas, hermanos, simbología… ¿No te da la impresión de que no queréis que se os entienda?

» Todos los oficios tienen su propio lenguaje. En la Masonería, además, al ser una organización muy protocolaria y muy simbólica esto se agudiza. Pero no es tan complicado como parece. Todo es muy sencillo.

¿Tiene sentido vuestro secretismo? ¿Por qué?

» En Masonería hay 2 tipos de secretos. Uno es el de no revelar la condición de francmasón de ninguno de tus Hermanos si éste no lo ha revelado previamente. La segunda es la de no revelar los rituales y lo que acontece durante nuestras reuniones. Ambas tienen todo el sentido del mundo. En cuanto a la primera, corresponde a la intimidad de cada uno y lo puede entender cualquiera, sea Masón o no. La segunda, por su parte, se fundamenta sobre todo en lo que comentaba antes de la progresividad del método: las cosas no deben de ser conocidas hasta que las vives personalmente.

¿Por qué Logia Mozart? ¿Por qué el Gran Oriente de Francia?

» Tras una búsqueda exhaustiva por Internet y averiguar que en la Masonería había dos tendencias, una más dogmática y otra más liberal, encontré dentro de las Grandes Logias liberales el Gran Oriente de Francia que, por lo que descubrí sobre él, era la tendencia que más se aproximaba a mis ideas y mi forma de ver el mundo. Una vez elegida la potencia masónica (federaciones de Logias) que me interesaba, descubrí que tenía dos Logias en Madrid. La elección por una en concreto fue simplemente que me gustó más su nombre, Wolfgang Amadeus Mozart y sus connotaciones.

En tu opinión, ¿cuántos tipos de masonería hay y en qué se diferencian?

» La Francmasonería se dividió en dos ramas, en 1877, cuando el Gran Oriente de Francia eliminó de sus estatutos la obligatoriedad de creer en un ser superior y en la inmortalidad del alma, dando así la entrada en la masonería a ateos y agnósticos y ya después en el siglo XXI también a las mujeres, ya que antes solo podían ser iniciados los varones creyentes, al margen de qué religión profesaran.

» A partir de ese momento se forma un cisma que dejó la masonería dividida entre las de corte anglosajón, que tienen su referente en la Gran Logia Unida de Inglaterra, también llamadas dogmáticas y regulares, y las de corte continental, cuyo referente es el Gran Oriente de Francia, conocidas como liberales o adogmáticas.

» Las primeras como decía antes solo permiten afiliarse a los hombres, pero que además sean creyentes y solo permiten la existencia de una Gran Logia o Gran Oriente (Federación de Logias) por país.

» Por el contrario, las segundas permiten la afiliación de hombres y mujeres, y estos pueden ser creyentes, agnósticos o ateos y permiten la existencia de distintas Grandes Logias o Grandes Orientes en cada país. Por ejemplo, en España, de la rama regular o dogmática solo está la Gran Logia de España, pero de la rama liberal están presentes en nuestro país el Gran Oriente de Francia, la Gran Logia Simbólica de España, la Federación Española del Derecho Humano y la Gran Logia Femenina de España.

¿Crees que la masonería debería ser más conocida? ¿Por qué?

» Sí. Los francmasones, aunque ya se intenta, quizá deberíamos hacer aún más esfuerzo en explicar lo que somos. Esto ayudaría a eliminar esa leyenda negra que nos persigue y que tiene su origen en las excomuniones papales y en el odio que nos profesó Franco y su régimen.

¿A quién recomendarías la masonería?

» A cualquier persona con inquietudes intelectuales que pretenda convertirse en alguien mejor moralmente.

¿Y a quién no?

» Entre nosotros no tienen cabida las personas extremistas, xenófobas, homófobas o misóginas.

¿Qué libro, película, artículo recomendarías?

» Se me ocurre así a bote pronto “El hombre que pudo reinar”, escrito por un Hermano masón y con uno de sus protagonistas que también pertenece a la Orden. Tanto la novela como la película.

¿Hay relación entre los masones más allá de vuestras logias?

» Sí, por supuesto que hay mucha relación. Entre miembros de Logias de la misma tendencia la relación es muy fluida, con continuas visitas masónicas entre nosotros. Pero entre masones liberales y “regulares”, aunque haya diferencias a nivel administrativo y no nos podamos visitar “masónicamente”, también hay mucha relación. Yo personalmente y otros hermanos de mi Logia tenemos muy buena amistad con francmasones de la Gran Logia de España.

¿Qué hay de cierto en las leyendas negras? ¿Dominan el mundo los masones?

» Nada, absolutamente nada es cierto. Hay tal desinformación e informaciones maliciosas desde prácticamente el nacimiento de la masonería moderna en 1717 que es prácticamente imposible luchar contra ellas.

» Si nosotros domináramos el mundo, lo estaríamos haciendo realmente mal, ¿no crees?

» En primer lugar la Masonería, como organización universal, no existe. Y las Grandes Logias o Grandes Orientes no influyen en la sociedad como organizaciones. En todo caso cada masón, como persona libre, puede hacer lo que quiera: entrar en política, ser un empresario o ser un zapatero, pero lo que haga un masón en su vida profana no representa a las organizaciones masónicas.

¿Cómo ves la masonería en España?

» Pues con un problema de membresía muy grande fruto de su desaparición durante los 40 años en que estuvo perseguida por el franquismo. Nos vamos recuperando poco a poco, pero la recuperación total llevará muchísimos años. Es un proceso lento pero continuo.

¿Qué dirías a alguien que está planteándose su ingreso en masonería?

» Que se informe bien en las páginas de las Logias o de las Potencias masónicas (Grandes Logias o Grandes Orientes). Que cuando esté totalmente decidido, elija una de las dos ramas dependiendo de su visión de la sociedad y del mundo y, una vez elegida la Gran Logia o el Gran Oriente, que elija la Logia que más le atraiga o que más cerca tenga de su domicilio. Y que no se preocupe si decide dar el paso: la entrada en masonería puede tener alguna dificultad (no demasiada) pero la salida es rapidísima y está garantizada sin ningún tipo de problema cuando así lo decida, si lo decide.

¿Qué pregunta harías tú a quien esté leyendo esta entrevista?

» Tras haber leído está entrevista, ¿qué opinión tienes ahora sobre esta augusta orden iniciática de 300 años de antigüedad? ¿Ha cambiado tu percepción sobre nosotros?



Así concluye esta primera Entrevista con el masón. Confiamos en que, para quien haya tenido el interés y la paciencia de acercarse a ella, le haya sido de utilidad para entender un poco más quiénes, y cómo, somos.

← publicación anterior