Logia Mozart
logia masónica de Madrid
masonería mixta adogmática liberal

Harry Houdini

Creador de ilusiones

Harry Houdini

Harry Houdini, cuyo auténtico nombre era Erich Weiss, nació en Budapest en 1874, cuando la ciudad centroeuropea pertenecía al Imperio Austrohúngaro. Hijo de un rabino, se trasladó a Estados Unidos a los 4 años, junto con 5 hermanos y su madre, siguiendo a su padre, que iba a ser designado responsable de una nueva sinagoga en Wisconsin.

La situación familiar obligó a Erich a trabajar desde los 8 años como vendedor de periódicos o limpiador de zapatos. Con 9 años, montó un pequeño circo en el que hacía de trapecista y contorsionista, actividades para las que contaba con habilidades innatas que siempre le acompañaron.

Pronto destacó en el mundo de la magia, sobre todo en la rama del escapismo, ayudado por una capacidad pulmonar impresionante, una fuerza física impropia de su tamaño y una flexibilidad sorprendente, que fue cultivando con una fuerte preparación física que no abandonó hasta el final de sus días.

Erudito de la historia de la magia y llegó a recopilar una formidable colección especializada en la materia.

En tiempos en que algunos intentaban aprovecharse de la credulidad de la gente, apostó decididamente por la razón, desenmascarando a varios médiums y charlatanes, reproduciendo y denunciando sus trucos, y publicando artículos en la revista Scientific American sobre la psicología del engaño. Antes de morir, preparó una prueba definitiva contra el espiritismo. Creó un código que comunicaría a su mujer en caso de ser contactado por un médium. Ese código nunca fue revelado.

Muere en 1926, el 31 de octubre, tras las complicaciones de una peritonitis producida tras recibir golpes de estudiantes, que le retaron durante una actuación a demostrar su resistencia física.

Durante toda su vida, Harry Houdini colaboró activamente con causas filantrópicas y caritativas. Algunas de esas causas, estaban relacionadas con la masonería. Donó los beneficios de funciones, al templo del Rito Escocés de Nueva York, para el que compró los 4.000 asientos de su sala de actos. También hizo donaciones significativas a organizaciones masónicas Shriner, que desde principios del siglo XX mantienen 21 hospitales gratuitos para el cuidado de niños.

Houdini se inició en la masonería en 1918 en la logia St. Cecile número 568 de Nueva York, en donde fue elevado a Compañero y Maestro en los años posteriores. En octubre de 1926, pocas semanas antes de morir, entró en la Orden Shriner. El 4 de noviembre de 1926, su funeral fue finalizado con los tradicionales ritos funerarios masónicos.

La relación entre ilusionismo y masonería no se limita a Houdini. Otros famosos magos americanos son también reconocidos masones. Entre ellos destacan Thurston, Carter, Chung Ling Soo, Blackstone, Kellar, y el hermano de Houdini, Hardeen.

← publicación anterior