Logia Mozart
logia masónica de Madrid
masonería mixta adogmática liberal

Medgar Wiley Evers

Luchador por los derechos humanos

Medgar Evers

A veces la pertenencia a la masonería condiciona toda una vida. Otras, la filiación a una logia no produce los cambios que la masonería persigue: hacer mejores, a buenos hombres y mujeres.

El caso de Medgar Wiley Evers es paradigmático. Evers, había nacido en Decatur, Misisipi, el 2 de julio de 1925. El estado sureño pertenecía a ese conjunto de estados cuya población blanca, había conseguido mantener el reloj parado en la segregación racial.

Evers se crió y educó en un sistema estricto de segregación, que le obligaba a recorrer a pie todos los días 15 kilómetros, para asistir a clase. Tras conseguir su graduación, ingresa en el ejército, en el que la oficialidad sigue siendo un monopolio WASP, y en el que no existen unidades interraciales. Durante la II guerra mundial, participó en el desembarco de Normandía, luchando por una bandera y una nación, que mantenía legislaciones, usos y costumbres, que segregaban a las personas en función del color de su piel. Se licenció con honores y el rango de sargento.

A pesar de ser afroamericano, consiguió una licenciatura universitaria en administración de empresas y artes. Tras su graduación se trasladó con su esposa a Mound Bayou, una población en la que la población afroamericana constituye una inmensa mayoría, donde trabaja en una compañía de seguros.

Cuando en 1954 del Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró que la segregación en las escuelas públicas era inconstitucional, - caso Brown v. Board of Education-, comenzó su lucha por conseguir la admisión de los afroamericanos en la Universidad pública de Misisipi, apoyado por el Estado.

Fue nombrado secretario de campo de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP), y desde este cargo, luchó por los derechos de voto y de registro (aún hoy, la proporción de afroamericanos registrados para el voto es menor que el de la población blanca), las oportunidades económicas, el acceso a las instalaciones públicas (piscinas, tiendas, bibliotecas) y otros cambios en la sociedad americana de los años 50.

Su lucha, marcada por un compromiso irrenunciable a los valores de la igualdad, la libertad y la fraternidad, le costó la vida. Evers fue asesinado el 12 de junio de 1963 por Byron De La Beckwith, miembro del Consejo de Ciudadanos Blancos, un grupo formado en 1954, contrario a la integración de los negros en las escuelas.​ Como veterano, Evers fue enterrado con honores militares en el cementerio nacional de Arlington.

A pesar de que existían numerosos testigos y pruebas, fueron necesarios 3 juicios y más de 30 años para que su asesino fuera condenado. Esta historia sirvió de base para la película de 1996 Ghosts in Mississipi, dirigida por Rob Reiner y protagonizada por Alec Baldwin, Whoopi Goldberg y James Woods.

En el comienzo de esta semblanza hablábamos de cómo la pertenencia a la masonería perfecciona la vida de algunas personas, convirtiéndoles en defensores de los valores fundacionales de la masonería. Evers fue Maestro Masón en una logia de la Gran Logia de Mississipi de la jurisdicción Prince Hall. Era miembro de la orden Shrinner, y durante sus exequias se realizaron rituales mortuorios masónicos.

También hablábamos de cómo la filiación no transforma en mejores personas a algunos iniciados. Su asesino, era maestro masón de la Gran Logia de Mississipi F&AM. Miembro también de la orden Shriner. Fue expulsado de la misma tras su acusación.

← publicación anterior publicación siguiente →